miércoles, octubre 04, 2006

La Luna

Sólo la luz plateada de la luna compite con los fuegos distantes para iluminar la noche. Arden las ciudades, y desde la distancia se puede olvidar que entre las llamas hay demasiada gente, extenuantes gritos, extintas pasiones y dormidas tragedias. Si miramos fijamente las hogueras lejanas, podremos ver como el fuego adopta formas, baila alegremente, se precipita, se exhaspera. Si levantamos entonces los ojos a la luna, notaremos su nostalgia, su paciente mirada, su extrema quietud, su forma extraña de iluminar el caos.

Sólo la lágrima que brota de las tinieblas detiene al fuego en su fulgor. La gente se separa, se detiene, inhala rocío y levanta la vista. La luna sonríe por fin.

Andrea Grimaldi.

4 comentarios:

R2K dijo...

: )

Paolo Grimaldi dijo...

Mis bohemios brindaron por esta luna hermanita.

Anónimo dijo...

la luna... :) este tambien me gusto

Susana Grimaldi dijo...

La luna, una inspiracion sin fin.
http://www.flickr.com/photos/susana12/2359029989/